Mejoramiento Continuo, una de mis pasiones

Mi profesión es la ingeniería industrial, así que básicamente mi vida profesional se enfoca en buscar cómo hacer las cosas mejor cada día. Y bueno, leyendo sobre mejoramiento continuo (Lean, Six Sigma, Effective Project Management, etc.) y sobre mejoramiento personal (liderazgo, valores, trabajo en equipo, relaciones, y últimamente y sobretodo: La Biblia, que  es el manual de instrucciones de quién “nos manufacturó”), me he dado cuenta de que MUCHOS de los principios que aplican a mi práctica profesional, aplican también a mi vida personal y quise a través de este ‘blog’ compartir el concepto.

Para aquellos de ustedes que no conocen lo que es “Continuous Improvement”- conocido en algunas industrias como: Process Excellence, Operational Excellence, Right the First Time, entre otros- voy a explicar muy brevemente lo que significan algunos de los conceptos y más adelante, como estos están relacionados con los conceptos espirituales que intento desarrollar…

Otro de los propósitos de este ‘blog’ es que podamos comprender de manera tangible que somos seres integrales y que no podemos separar al ser humano del profesional, por lo cual al llevar los principios profesionales a la vida personal, tengo como parte de mi agenda, hacer lo opuesto también: llevar los principios espirituales a nuestra práctica profesional y ayudar a crear conciencia de la importancia de mantener la diferencia marcada que existe entre las máquinas y los seres humanos que conforman un proceso y/o sistema y establecer cómo el éxito de cualquier empresa dependerá de cada individuo que es parte de ese colectivo. Los resultados de la empresa, a corto y largo plazo, estarán directamente relacionados con el nivel de compromiso, lealtad de cada empleado y estos a su vez, son directamente proporcionales al grado de felicidad que se experimenta con lo que se realiza y con la satisfacción que se tiene con el entorno en que se realiza.

Muchas de las diferentes metodologías que tienen como fin mejorar los procesos de la industria de manufactura o de servicio tienen su base en los sistemas de producción japoneses, por ejemplo: Lean tiene su cuna en el TPS (Toyota Production System) y lo que se conoce como Six Sigma es una metodología derivada de lo que fue TQM (Total Quality Management) creada por MOTOROLA (luego hecho famoso por GE y AlliedSignal). En esencia lo que éstas persiguen, es hallar la manera más eficiente de lograr un resultado esperado: un producto o servicio de calidad. Y Calidad no es otra cosa que cumplir con lo que el cliente espera (o superar sus expectativas) y en el tiempo en que lo espera (no más tarde, y en muchos casos, no más temprano).

Comencemos brevemente con 6 Sigma

Una definición formal (Fuente: Implementing 6 Sigma de Forrest W. Breyfogle III), pero muy breve de lo que es esta metodología sería:

6 Sigma es una metodología que persigue el mejoramiento continuo, la satisfacción del cliente, que tiene un impacto en el ‘profit’ (las ganancias). Que va más allá de una reducción de los defectos y se enfoca en el mejoramiento del negocio en general.

Existen una serie de pasos que ayudan a garantizar el éxito de un proyecto 6 Sigma, esta metodología se conoce (por sus siglas) como DMAIC.

D= Definir

M= Medir

A=Analizar

I= Implementar

C= Controlar

Cada fase tiene un propósito que veremos (en resumen) próximamente…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *