Hablemos de Excelencia

Excelencia, qué palabra hermosa, ¿no? El diccionario de la Real Academia Española define el término como: Superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo.

La excelencia se asocia con un camino, porque es un proceso que comienza y no termina, es una escalera en la que vamos alcanzando el próximo peldaño. Podemos decir entonces que la excelencia en sí misma está cimentada sobre el mejoramiento continuo.

En un artículo de www.diarioresponsable.com la definen como “aquello que está por encima del resto. En el caso de las personas, la excelencia hace mención a alguna capacidad o habilidad fuera de lo común o a un talento difícil de igualar”.

Hay varios tipos de excelencia, una ampliamente conocida y estudiada, lo es la excelencia operacional, definida por la Comisión de Productividad de Chile (CPC) como un concepto que abarca todas las actividades y funciones llevadas a cabo al interior de las empresas, desde la estrategia, la visión, valores, cultura y el proceso de mejoramiento continuo; y que está positiva y significativamente relacionada a la productividad.

Hace más de 15 años que me desempeño en roles que persiguen a niveles tanto estratégicos como tácticos el alcanzar la excelencia. Excelencia operacional, organizacional, pero para que esto se manifieste y sobretodo, se sostenga en el largo plazo, es necesario lograr una transformación individual de cada miembro de los equipos y organizaciones que aspiran a la excelencia. En la ejecución de proyectos y dirección de equipos de trabajo me he dado cuenta de que, siguiendo el principio de Pareto, un 80% del éxito de la implementación, depende de un 20% de factores que desgloso como sigue: Destrezas de comunicación y de trabajo en equipo, inteligencia emocional, liderazgo, en fin todos aquellos elementos intangibles y no técnicos que están presente en toda interacción humana.

Me apasiona el campo del crecimiento personal y lo que podemos hacer para influenciar positivamente y transformar nuestros entornos. Soy ingeniera industrial, y poseo una maestría en Gerencia y Liderazgo, así como varias certificaciones en Recursos Humanos, Adiestramiento y en Mejoramiento Continuo (Lean Six Sigma, entre otros). He tomado cursos de programación neurolinguística y Coaching (estoy preparándome para obtener una certificación en esta disciplina).

A lo largo de mi carrera, me he ocupado de, dentro del manejo de mis proyectos, estrategias y programas, integrar herramientas para contribuir a sembrar semilla de mejoramiento en el individuo y su entorno, en mi caso, mayormente, las organizaciones.

Es el fin de esta empresa (Zen Generations) utilizar como fundamento las metolodogías probadas de mejoramiento continuo (entre ellas: Six Sigma y Lean, incluyendo Kaizen) en la planificación, diseño, construcción y ofrecimiento de talleres educativos y vivenciales dirigidos hacia una transformación real del individuo y de los entornos en los que se desempeña. Esto tendrá entre algunos de sus resultados: mayor sensación de bienestar personal, ambientes de trabajo en equipo saludables, aumento en el compromiso, desempeño y por ende en la productividad, impacto social y comunitario, pues son principios que una vez integrados, llevamos con nosotros a cada espacio en el que nos movamos.

Es nuestra visión por lo tanto, dejar a un lado el diálogo relacionado con la excelencia como un tema utópico para convertirlo en un tema social real y tangible.

Si te interesa obtener mayor información sobre nuestros talleres, puedes escribirnos a: zengenpr@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *